Tristemente todas las noches millones de hombres terminan avergonzados por no ser capaces de durar en la cama todo el tiempo que quisieran y no ser capaces de complacer sexualmente a su pareja. Lo más lamentable de todo esto es que la mayoría de estos hombres prefieren no hacer nada sobre su problema de eyaculación